cerebro

 

 ¿Cómo Trabajo?

Una intervención psicológica básicamente es  un entrenamiento en habilidades.
Cuando una persona sufre cualquier tipo de trastorno emocional  le faltan los recursos o las habilidades adecuadas para poder manejar de manera adaptativa algo que está ocurriendo en la vida (por ejemplo: un problema laboral, una ruptura, un cambio vital, pérdidas, conflictos de pareja o familiares, etc).
A veces, los trastornos emocionales no ocurren cuando tenemos una dificultad en particular en la vida, sino que son el resultado de un estilo de comportamiento general  que le da problemas  (por ejemplo: personas dependientes, o demasiado impulsivas, o que piensan demasiado las cosas, o temerosas, inseguras, etc)


¿Qué habilidades vamos a entrenar?

Habilidades cognitivas: entrenamiento en detectar lo propios patrones disfuncionales de pensamiento, desarrollar objetividad y espíritu crítico ante ellos, y  cultivar otros más adaptativos. Según como nos tomamos las cosas, nos sentimos bien o mal, así que se trata de aprender a tomarnos las cosas mejor para que no nos afecten tanto.
Habilidades conductuales:  aprender afrontar los temores de manera gradual y sistemática, aprender a comunicarnos de manera libre y no agresiva (comunicación asertiva), entrenamiento en conductas que pueden estar hipodesarrolladas (por ejemplo:  pedir ayuda, defender las propias opiniones, hacer propuestas, tomas decisiones, etc.); o bien entrenar en la disminución de conductas excesivas (autocontrol de la ira, abuso de sustancias, conductas compulsivas, etc.)
Habilidades emocionales:  aprender a identificar las propias emociones, localizarlas y medirlas. Aprender  a generar emociones positivas voluntariamente. Aprender a tolerar las emociones negativas.  Aprender a regular la intensidad de nuestras emociones y a aumentar nuestra capacidad de autoregulación emocional.  Aprender a “digerir”  traumas del pasado que afectan a las emociones  del presente.


¿Cómo vamos a aprender esas habilidades?

 A través de diversas prácticas y ejercicios, tanto en la consulta como entre sesiones, basados en los modelos terapéuticos más validados  con estudios clínicos, como son la Terapia Cognitivo.Conductual (A. Beck, P. Salkovskis, entre otros), Terapia Racional-Emotiva (A. Ellis),  Terapia Centrada en los Esquemas ( J. Young)  , EMDR (desensibilización y procesamiento mediante movimientos oculares ,F. Shapiro), Mindfulness (Segal), Terapia dialéctica-conductual (M. Linehan), y otros modelos afines.  Con este enfoque terapéutico integrador, trabajaremos terapeuta y paciente en un plan a medida para cada caso.